martes, 2 de diciembre de 2008

lo que me rodea

Desde niña he querido "robar" con la mirada aquellos instantes, aquellas escenas, aquellos lugares, aquellos momentos que me gustaban, que me atraían...
La mirada era como una caña que me servía para pescar aquel lugar...
Y directamente me lo llevaba a mi imaginación, a mi mente...
Incluso cerraba los ojos, a los pocos días, y allí estaba.
Allí estaba ese lugar, ese sitio, esa música, ese chico, esa tarde...
Reproducir en mi cabecita loca...me encantaba.
Hoy me sigue pensando.
Pienso que es bueno y bonito (barato, depende) rodearse de "cosas" agradables.
Del sol...
de la nieve...
de los árboles secos en invierno...
de la música...
de una mirada...
De la vida, en fin...
Todo vuelve a mí, todo, absolutamente todo...
Así que como soy esponja, quiero escurrir de mí lo mejor...
Puede ser frívolo, claro...
Si sólo quiero absorber cosas agradables...
Lo que me rodea...
también estoy yo ahí
quiero soltar lo mejor de mí
por si hay alguna esponja por ahí...

6 comentarios:

Mafi dijo...

Yo estoy receptiva a todo lo que quieras soltar... je,je hasta pasta si se tercia... besitos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Al final del cuento, querida Pilar, sólo somos eso: las imágenes que hemos ido tomando y reteniendo. Besos.

BIPOLAR dijo...

Aquí una esponja llamada Bob

Merche Pallarés dijo...

Yo tambien soy un esponja y me empapo con lo mejor de ti que es mucho (menos cuando te enfadas...). Besotes, M.

Exiliado dijo...

Pues no robes, niña, que eso taaa muuuu feo y para algo estan los politicos.

Besos

J.R.Justo dijo...

Esponjas hay..pero ten cuidado, alguna las exprimes y lo que sale no es de recibo.