lunes, 24 de noviembre de 2008

DOS PREGUNTAS FRÍVOLAS DE TODOS LOS DÍAS

¿Qué me pongo?
¿Qué hago de comer para mañana?
Sí, ya lo sé, son una gilipollez.
Pero hay días que estas dos cuestiones frívolas, supérfluas, superficiales, pero a la vez tan necesarias y básicas...me encrespan.
En fin, sí, lo de vestirse todos los días es algo necesario (sobre todo en Burgos y en estas épocas), y bien si uno no se tiene que plantear ir de gala cada vez que sale de casa, sí al menos pensar qué se pone.
En este tiempo frío de Burgos hay que ponerse camiseta, después jersey y también chaqueta.
Y por debajo, buenas bragas (las tangas en este tiempo a veces dan frío), con buenos pantalones o pantis o lo que falta haga.
Y es que yo me canso de la ropa, no me gustaría tener precisamente un armario como el de la Obregón, no, pero vamos que me canso. Me gustaría poner colorines, en función de mi estado anímico claro. Porque según el día a veces de negro y otras de azulón. Y el verde, me encanta. Y el morado que sí, está de moda, pero me gustan todas sus variantes...Sí, me gusta la ropa, pero a veces pienso que ir de uniforme como las chicas del Corte Inglés, pues no me importaría.
Además una vez que ya he elegido la ropa para ponerme, la siguiente está en acertar, es decir, que ese día no me apriete mucho el pantalón, que llego a casa y lo primero que hago es plantarme el chandal casero que tengo y mis zapatillas calentitas.
Pues sí, que luego llegas al trabajo y alguna compañera le pregunta a otra (esto lo oyes, eh??) que si que mona vas, que me gusta cómo te quedan esos pantalones, que donde te los has comprado, que no te había visto con ellos, que si son nuevos...¡PUFF, que coñazo, no veas!!!

La otra pregunta, es lo de comer, que sí que se come a diario, en mi casa sí, quiero decir que comemos los cuatro en casa, que en Burgos las distancias son cortas y por nuestros horarios comemos y encima cenamos, también, que esa es otra.
Y que qué pongo, que nos guste a todos, que ya hemos repetido esto hace tres días, que si ponemos garbanzos, que pescado, verás tú que no le gusta nada a Inés...¡qué coñazo es hacer la comida todos los días!!! Y el trabajo que da, que cómpralo (esto además de trabajo, encima cuesta dinero, y de verdad cuando uno vuelve del super cargado de bolsas y empieza la distribución en armarios...) que cocínalo, que la cocina se pone...y entonces hay que limpiar, y así todos los días...porque todos los días comemos, cenamos y nos vestimos; parece que la práctica del nudismo además de resultarme un poco incómoda,en el clima de Burgos ...no es la ideal.

5 comentarios:

Exiliado dijo...

Hombre mas que incomoda, la practica del nudismo en Burgos (como en Bristol) en noviembre es un suicidio. Aunque lo reconozco cuando ando solo, pues no me como los cocos pensando que me voy a poner (excepto si he de salir de casa)
En lo de la comida, te comprendo. Llega un momento en que las ideas faltan, aunque tienes una solucion: Haz como mi esposa y declarate en huelga. Seguro que tu marido tiene algunas artes ocultas en cuestiones culinarias.... Lo se por experiencia (y menudas fabaditas, ollas podridas y similares que me preparo aun y a pesar de la falta de algunos ingredientes basicos)
Y una buena ensalada hace milagros.
Besos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Pues según se ha puesto el tiempo, mañana buenas botas y jersey de cuello alto y un cocido como es debido...

Merche Pallarés dijo...

Ay, la rutina diaria querida Pilar es exasperante. Te entiendo. Yo, en invierno, sí llevo uniforme: jeans y jersey de cuello alto y punto pelota. Besotes, M.

J.R.Justo dijo...

Prueba con esto:

¿Que me pongo?= ¿que quieres que me quite antes? cari

¿Que hago de comer?= ¿Donde me invitas? cariñin

BIPOLAR dijo...

Que te conste que te leo, pero como son a muy altas horas de la madrugá y luego me riñes, prefiero no dejarte coments... jeje

Veamos, mi pregunta conmigo misma es... ¿Qué se pondrá hoy, para no coincidir? Odio el uniforme