martes, 28 de octubre de 2008

Los entes

Vamos a ver, resulta que tengo un problema con Iberdrola, que os juro que porque tengo hijos, que a veces pienso que me iría a un puto pueblo a vivir del huerto, claro que tengo que reconocer que si no fuera por la (o él, no sé si es masculino o femenina) Iberdrola ésta de mierda no podríamos conectarnos ni tener "interness" ni cosas de éstas.
Pues bien, al grano que me enrollo.
Tengo un problema con Iberdrola, insisto, un problema que me pone de una mala leche...no voy a dar detalles porque es un coñazo para el que lo lea y a mí se me va a revolver el estómago recordándolo.
Yo quería solucionar este problema HABLARLO, VIS A VIS, CARA A CARA con alguna persona FÍSICA, hablarle a los ojos al pobre currela, al menos, que le toque dar la cara, y que al fin y al cabo a lo mejor trabaja para una subcontrata, contrata o lo que sea... pero hablar y presentar mi escrito y mi reclamación.
Pues bien, amén, de que fue todo como surrealista porque en Burgos la oficina de Iberdrola se encuentra al final de una tienda de sanitarios.
Iberdrola tenía en Burgos un edificio con sus trabajadores, no sé a dónde habrán ido todos, por cierto. El caso es que ese edificio se vendió para pisos. Y hete aquí, que se ha convertido ese edificio (mejor dicho, esa empresa) y su atención al público en un rinconcito al final de una tienda, donde hay dos mesas con sus respectivas señoritas y sus respectivos ordenadores.
Total que entré en la tienda, yo alucinaba, fui pasando por cabinas, bueno las iba dejando a los lados, duchas de esas maravillosas, váteres que más que cagar en ellos te daban ganas de otra cosa...en fin.
Al final, en un rinconcito habían colgado el logotipo de Iberdrola en un folio DinA4 que habrían impreso en una impresora de color, eso sí. Y había dos señoritas, majas la verdad. Allí estaban como pobres quijotillas dando la cara a esa macroempresa, a ese ente.
Allí llevé mi reclamación. A la chica que me atendió le conté mi problema de Kilowatios, amperios (que mecagüendiez, a veces me gustaría saber un poco de todo, porque la física y sus fórmulas y esas cosas nunca dejaron en mí la mínima huella y cuando ahora me tengo que enfrentar a ello por causas fundamentalmente económicas, joder me acuerdo de mi profesora de física que era una gilipollas, por cierto) y me dio lo que ella creyó, soluciones.
Pero cuando llegué a casa, me di cuenta de que me hagía quedado una duda. Ella me facilitó un teléfono de esos 900---- el cual por cierto pagan a medias "laIberdroladeloscojones" y el "susodichogilipollastambién" (en este caso yo).
Coño, qué mala leche, por Dios....cuando llamé.
Invertí unos diez minutos de mi tiempo y el cincuenta por ciento de mi dinero en telefónica, y no conseguí hablar con nadie, y mientras tanto escuchaba esa musiquita que pretende ser relajante y que me enciende, de verdad me enciende. Al final sí, alguien (NO, ALGO) me atendió, era una puta máquina con voz de señorita güay, que marque ustéd el 1 si su problema es de facturas, que el 2 si es de kilowatios, que el 3 si es de otras cosas, que después marque ustéd el número de su contrato que se encuentra en la parte de arriba de la derecha...¡Joder qué indefensión! ¡ qué mala leche! Tuve que colgar y no me solucionaron el problema.
Si vuelvo al rinconcito del final de la tienda de baños , ya os contaré que me vuelve a decir la chica de la mesa con ordenador contratada por no sé qué empresa...Y si veis que no me conecto, será que iberdrola me ha cortado la luz, snif, snif, snif

11 comentarios:

J.R.Justo dijo...

No es nuevo, que todas las empresas y contra mas grandes, mas, utilizan las "maquinas" como operadoras para "ATENCIÓN AL CLIENTE". Hasta para pedir hora al pediatra te coge la "maquinita" en cuestión.

Yo estoy en tratos con un amigo muy "ingenioso" que tengo, para acabar el prototipo de otra "maquinita" para que llame en mi nombre a todos las otras "maquinitas"

En fin...para que vamos a patalear mas..es lo que hay.

saludos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Las grandes empresas, con esto de la atención telefónica y el cierre de las oficinas de proximidad han encontrado el chollo del anonimato. Nadie responde nada y todo el mundo te aplica el protocolo. Desesperante.

Blogofago dijo...

¿ No te fijaste ??

Las chicas de la tiendecilla son androides, mirales detenidamente y ta veras, con sus cables de red y todo.

TRATO HUMANO COÑO ¡¡

Mafi dijo...

Creo que está de moda contratar Argentinos... no tengo nada en contra de ellos pero por teléfono y atendiéndote una reclamación son de lo mejor para la empresa que defienden..., que no te corten la luz porque te aseguro que entonces si que vas a tener que dar vueltas para lograr reconectarte.

Isabel Huete dijo...

No creas que los operadores te ayudan mucho más que las máquinas... Casi todos/as los que trabajan en telemarketing tienen contratos eventuales y precarios. Les enseñan cuatro cosas y a contestar. Las grandes empresas se ahorran un montón de pasta con las nuevas tecnologías.
Al final las máquinas nos harán también la vida imposible. Como dice blobofago: las que te atendieron son androides, fíjate en sus uñas... :))
Besitos, cielo, y que se te resuelva pronto.

jg riobò dijo...

Un mundo feliz.
La máquina al poder.

Philadelphia dijo...

Jo! yo también llamé una vez cuando me cobraron un pastón por el rollo ese de la tarifa nocturna y diurna, eso fue hace un año y este año como quitaron la tarifa nocturna...me devolvieron el pastón...pero sí, estas "atenciones al cliente" son bastante frustrantes. Respira Pilar, respira.

PILAR dijo...

hola a todos, por fin desde hace tiempo voy a contestaros. Parece que voy estando más relajada o yo qué sé qué será...
J.R.JUSTO, me alegro de que estés aquí. Cuando tengas el prototipo ese me avisas, eh? Y sí es lo que hay pero yo no me resigno ni me resisto.
PEDRO, desesperante, efectivamente.
MAFI, efectivamente lo de los argentinos-as, yo tampoco tengo nada contra ellos, pero en general los teleoperadores ME IRRITAN.
ISABELITA, ay espero que se me resuelva, pero por ahora hay unos cuantos euros que me han "sisado".
J.G. RIOBÓ, un mundo feliz, con perdón, "de cojones".
PHILADELPHIA, ahí está mi problema las dichosas tarifas, joder qué suerte te devolvieron la pasta, yo no creo que tenga esa suerte. Me alegro de tu visita.
Un beso a todos chicos y chicas...

Merche Pallarés dijo...

Pilarín, es frustrante, muy frustrante. Les asesinaría a todos... (perdón, me sale el ramalazo vasco salvaje...). Besotes, M.

BIPOLAR dijo...

Esta conversación salió el día de la olla... parece que es un mal que se extiende como una plaga

Antònia P. dijo...

Odio incluso las máquinas de tabaco que hablan. Ya ni te cuento los robots y el coñazo de las musiquillas.
Escribe una carta en el periódico y verás como esos capullos te llaman ellos enseguida. la mala publicidad les aterroriza.
Un beso fuerte.