miércoles, 3 de septiembre de 2008

TEMPLANDO GAITAS

Sí,
efectivamente.
Que hay que estar templando gaitas.
Yo, al menos, sí.
Con los compañeros.
Con los amigos.
Con la familia.
Que si dice uno lo que piensa
se provoca la bronca.
Así que me suelo quedar tiesa.
O ronca.
Si uno dice lo que piensa
es como operarse a corazón abierto
sin anestesia.
Así que mi abuela a lo mejor estaba en lo cierto.
Hay que templar gaitas.
----
Y estamos a tres,
y el sol, aquí en Burgos, casi ni se ve.
Y encima es mier----
que empieza como eso.
Que no, que no.
Que arriba los corazones.
que no estoy de malos cojones.
Que mañana es cuatro
y ya es jueves....

6 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

¡Ah, cuántos días nos esperan de templar gaitas!
Ánimo, que ya llega el viernes.

Isabel Huete dijo...

¡Así me gusta leerte, luchando contra el tedio!
Un besazo.

Brgs.es dijo...

¡¡ que bien entiendo hoy esta entrada ¡¡¡ acabo de llegar de un sitio donde usted tenia pensado ir y hoy, aqui, me falta LUZ

BIPOLAR dijo...

¡Pero qué habrás armado esta vez!

Miedo me da comprobar la revolución que se le habrá ocurrido a esta mujer....

¡Que la pared pertenece al patrimonio histórico artístico...!

Si la abuela tenía razón...
(este refrán no lo había oído nunca)

Merche Pallarés dijo...

¿Por qué no se puede decir lo que se piensa en Burgos? Niños/as, teneis que romper esas barreras absurdas ¡hay que aprender a decir lo que se piensa, caiga quien caiga! El "qué dirán" no van a vivir TU vida. Besotes, M.

jg riobò dijo...

Mejor si se hace lo que se piensa.
Día a día terminará este mes.