martes, 3 de junio de 2008

EN EL MUSEO



Entre los tulipanes
Inés:

autofotografía





























El viernes no fuimos al Parral, aprovechamos el día festivo en Burgos para ir a Bilbao.
Tenía muchas ganas de volver al Guggenheim.
Acababan de estrenar la exposición de Juan Muñoz, estaba deseando ir a verla.
Además estando tan cerca de Burgos siempre pienso que deberíamos ir más.
Me encanta Bilbao, de pequeña iba alguna vez. Mi madrina, que era tía abuela mía, vivía en Bilbao. Y recuerdo de pequeña que iba a verla y siempre me regalaba zapatos.
Recuerdo Bilbao gris y sucio.
Pero ahora Bilbao está azul y verde. Se ve su cielo y se ven sus montes.
A pesar de que amenazaba lluvia, no llovió.


Paseamos por la ría. Por sus calles. Me encanta pasear por una ciudad un día de trabajo y ver el ritmo de la gente, cuando tú estás festivo y para los demás es un día normal con sus prisas y sus horarios.Es una sensación de observar la rutina de la gente en un día de diario y de sentirte un poco espectador en un marco que no conoces.


Y después fuimos al museo.
Estuvimos casi cinco horas dentro, se me pasaron volando.
No habíamos ido con mis hijos en otras ocasiones, y para ellos era su primera vez.

La exposición de Juan Muñoz me ha calado, ha sido un descubrimiento. Lo que me sorprendió entre otras cosas es que ha muerto, y que murió a los 48 años (¡qué putada!).

En su obra se ve la preocupación por el ser humano, por la comunicación de los seres humanos, mejor dicho por la incomunicación. A mí es lo que más me ha llegado de él.

Me cuesta traducir en palabras los sentimientos que tuve el viernes.

Me siento plena cuando observo la magia creativa que tienen los artistas.

Es algo que me hace sentirme como una niña. La expresión del arte me cautiva.

Y sencillamente, me sentí llena por dentro.

9 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Día bien aprovechado. Que el Parral es cada año y estas exposiciones hay que pillarlas. el autorretrato de tu hija apunta maneras.

Merche Pallarés dijo...

Bilbao si que ha cambiado mucho desde que dieron con el órdago del Guggenheim... Está precioso, casi,casi como San Sebastián... Me alegro que hayais disfrutado en familia. Besotes, M.

Blogofago dijo...

Lugares y sentimientos comunes: Amor por un Bilbao recuperado y embellecido, placer en pasear ocioso entre una ciudad que trabaja y plenitud en el museo...y otros comiendo mientras tanto morro y morcilla.
Hay gente pa to...

Exiliado dijo...

Buena experiencia. Comparto contigo dos cosas, la imagen gris y sucia del Bilbao de antaño y la imagen limpia y encantadora del Bilbao actual.
En cuanto a lo del Arte.. bueno ahi tengo algunas reservas. que entre los artistas modernos hay mucho cantamañanas. Pero esa es otra historia, y no podemos juzgar a todos por unos pocos.
Por cierto, me hace gracia que hay otro exiliado por ahi. Bueno, supongo que no soy el unico, pero si el autentico je je je.
Un saludo

BIPOLAR dijo...

Un tópico por descubrir, que Bilbao es sucio y gris.
Habrá que comprobarlo en propias carnes

jg riobò dijo...

Yo tengo pendiente la visita.
Bilbao lo conozco de antes del museo y me gustó mucho.

Isabel Huete dijo...

En Bilbao he tomado los mejores gin-tonics de mi vida y del Guggenheim lo que más me ha gustado siempre ha sido el propio edificio, aunque también mucho de su contenido. Envidia me has dado, envidia sana.
Besos.

PILAR dijo...

PEDRO, tengo que confesarte una cosa, hace como 12 años que no voy al Parral, siempre aprovechamos para irnos, me encanta disfrutar de las ciudades en sus días de diario.
MERCHE, la verdad que el "gughem" ha transformado la ciudad.
BLOGO, me alegro de compartir sentimientos, sí hay gente "pató", pero gracias a tu brg.es pude yo también disfrutar del Parral y sobre todo mi hija te está muy agradecida porque fue la que se quedó con las ganas, casi nos la llevamos a la fuerza.
EXILIADO, en lo de arte tienes razón, a mí no es que me guste todo, soy selectiva. Me alegro acercarte un poco de España.
JAVIER, no puede ser, tienes que ir a Bilbao, y además pasar por Burgos antes, ya sabes doble visita.
ISABEL, estoy contigo, estar dentro de ese edificio es algo que hay que vivirlo.
BESOS A TODOS, AMORES.-

PILAR dijo...

AY BIPO DE MIS AMORES Y DE MIS ENTRETELAS, si es que donde hay confianza da asco, hija mía.
Que sí, que sí, que ahora Bilbao está azul y verde pero de verdad que antes estaba gris.
No sé si te he cogido la frase, lo digo por las propias carnes, chica lo tienes a la vuelta de la esquina como quien dice y fíjate seguro que a Ghost le gustaba.
UN BESOOOOOO