jueves, 29 de mayo de 2008

la memoria

Estoy francamente preocupada.
No sé a qué será debido.
Pero me está fallando la memoria últimamente.
Además en cosas tontas, pero básicas.
No sé si ir al médico porque a lo mejor es una chorrada.
Tampoco quiero preocuparme, porque con el tema del Alzheimer y todo eso...

Una de las cosas que se me olvida, y que considero fundamental, es el nombre de las personas. Pero, coño, de personas que se supone que me debo saber, pues nada, que parece que lo tengo en la punta de la lengua y no me sale, y de verdad que me preocupa. Coño que el otro día me pasó con un compañero de trabajo. Que esque normalmente tienes que dirigirte a las personas por su nombre, y además esque estás pensando en cómo se llama y no estás concentrado ni en lo que te dice y en lo que vas a decir.

Primero empecé con los títulos de las películas, los títulos de los libros y con el nombre de los actores, actrices y protagonistas de los mismos. Y de verdad que me pongo de genio porque resulta que vas a hablar de una película que has visto, y que no arranco, que no me acuerdo del título, del nombre de los actores, del director ya no te digo...
Después seguí con que casi todo me lo tenía que apuntar en la agenda. Y lo peor es cuando me apunto la lista de la compra, y cuando llego al supermercado resulta que se me ha olvidado la lista, entonces a ejercitar la memoria. Y cuando llego a casa y compruebo la compra con la lista, lógicamente algo se ha olvidado.
Ah, otra cosa, de vez en cuando requiso a mi hija el mp3 o el móvil, pues bien, estos aparatos no son de un tamaño muy considerable, con lo cual como los escondo y cada vez en un sitio, pues luego no me acuerdo dónde los he puesto.
El mp3 estuvo perdido por casa casi un mes, me volví loca hasta que di con él, con la consecuente "bronca" de mi hija adolescente amenazando que si en un tiempo no aparecía le tendría que comprar otro.
Y en casa me pasa con muchas cosas, sobre todo con las cosas de pequeño tamaño, pues que no sé dónde las pongo.
De verdad, que estoy preocupada.
Dicen que es por la vida que llevamos, por el ritmo.
Ay, yo no sé, pero cada día más desmemoriada.

5 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Entre los factores está el cansancio, hacer muchas cosas a la vez, carencia de alguna vitamina...
Luego está lo otro: no acordarse del nombre de un compañero de trabajo puede significar que no es de tus preferidos.
Y no olvides a los duendes, son puñeteros y esconden las cosas.

Merche Pallarés dijo...

Estoy de acuerdo con Pedro, creo que esto de la memoria nos afecta a todos (bueno, en mi caso que tengo veintipico años más que vosotros, es normal). Toma fósforo, vente a Ibiza y ya verás que te quedas como nueva... Besotes, M.

jg riobò dijo...

Muchas cosas en la cabeza, se hacen como autómatas sin poner atención, no hacemos esfuerzo para retener, sólo lo muy importante se queda.
No preocuparse, es normal, la edad también influye pues la memoria no la ejercitamos como antes.

BIPOLAR dijo...

Nos tenemos que comprar el Brain Training Pilar... para ejercitar...
Ya sabes que lo que no se usa mucho se pierde en el olvido.
A mí me pasa con muchas partes de mi cuerpo.

Isabel Huete dijo...

Cariño, no te preocupes en absoluto porque si tuvieras Alzheimer no serías consciente de los olvidos. Yo no te cuento los olvidos que tengo, pero como los tuyos, cincuentalmil todos los días y desde hace muchos años. No te cuento el trajín que me traigo con las llaves, o con el móvil, o cuando meto cosas en la nevera que no son de comer... Y lo de los nombres de gente cercana, pues más de lo mismo; ni te cuento lo de recordar el contenido de un libro o de su título, y las películas me parecen siempre nuevas aunque las haya visto mil veces. En fin, que no es por consolarte, pero si tú tienes que preocuparte, yo tendría que estar ya en un loquero.
Piensa que con la edad (y no hace falta tener 80 años) la mente se hace mucho más selectiva y pasa de muchas más cosas que antes, aparte de ejercitarla cada vez menos, como dice Javier.
Besitos