viernes, 28 de marzo de 2008

lágrimas

9 comentarios:

Pilar dijo...

He llorado amargamente y contradictoriamente.
He llorado sin motivo,
he llorado riéndome, ¡qué triste!
Con apariencia de frivolidad y alegría escondía mi tristeza.
Deseo llorar con motivo,
lágrimas de verdad.
Las que duelen.
Las que al asomar encojen el estómago.
Esas, dáme de esas lágrimas que me he quedado seca.
Ahora quiero llorar y no me sale, y no hay peor dolor que el que no se deja ver.

Pilar dijo...

He llorado estúpidamente,
contradictoriamente,
sin motivo.
Hoy, quiero llorar y no puedo.
Ya no salen las lágrimas.
Me he quedado seca.
No hay dolor más grande que el que se queda dentro y no se puede parir.
Me he sentido payaso, en un mundo de idiotas, haciendo reír como una estúpida mientras a escondidas lloraba. Por qué? Hipocresía, estupidez. ¡Quien sabe!
He llorado, pero también he reído.
Hay también, risas...

jg riobò dijo...

Después de la tempestad viene la calma.
Así sea.

BIPOLAR dijo...

Has llorado porque el mundo es cruel e injusto y no tiene sentido

Merche Pallarés dijo...

PILAR, ¿¿¿Qué te pasa, criatura??? No me gusta que estés así. Las penas pasan. No te hundas en la miseria. La vida tiene muchísimos alicientes y tu tienes toda una vida por delante. Eres joven, guapa, inteligente. ¡¿Qué más quieres?! Tienes una familia que deberías conservar y que seguro que te adoran. Ánimo y sigue adelante porque TU puedes. Besotes, M.

PILAR dijo...

Antes de nada y por si alguien se preocupa, lo digo por Merche.
Estoy bien. Lo de la crisis de los 40 para nada, Merche. Ésta la pasé a los 35, siempre he sido muy precoz, qué le voy a hacer.
ESpero no haber transmitido agonía ni agobio. Para nada.
Hoy, desde la tranquilidad puedo hablar de que lloré.
Creo que JAVIER me ha entendido.
BIPOLAR, tienes toda la razón.A veces he pensado, "quien soy yo o qué me creo para que me duela el mundo", pero así es.
Un beso fuerte a los tres.
Sigo con la reforma, pero tengo acceso a una parte del local que he rehabilitado.
Gracias.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Extraño regreso, Pilar. He pensado todo un día qué decirte.
Sólo que la reforma quede bien, y no sólo en lo aparente. Hay que llorar. Hay que secarse las lágrimas. Ambas acciones son más que necesarias.
Un beso.

ANA dijo...

Pues te espero renovada, con todas tus cosas a cuestas. Recuerda, te leemos y te queremos seguir leyendo.
Tibia en las noches frias,
cálida como sabes ser,
con todas tus cosas de vuelta.
un buen finde y mejor reforma,
ana.

Merche Pallarés dijo...

Pilar, perdona si te he mal-interpretado. No te conozco. Simplemente intuyo lo que te pueda pasar, por eso he querido dejar mi granito de arena. Pero, ¿la angustia y pena que transmites es debida a la situación injusta y cruel del MUNDO? Besotes, M.