miércoles, 13 de febrero de 2008

LIBERTAD SIN IRA

Ya he comentado más de una vez que me encanta la música, que es uno de los motores de mi vida. Pues bien, muchas veces, en diferentes circunstancias de esas de cada día me vienen a la cabeza canciones, sintonías, letras musicales...y a veces incluso las exteriorizo, aunque la verdad qué poco se canta. Me refiero a cantar en casa mientras se cocina o se hace cualquier cosa, o en la calle, o en el coche... Recuerdo de niña que en mi casa mi padre siempre estaba cantando (aún hoy lo sigue haciendo) y de ahí mi afán por los boleros, de escuchárselos a él, además he tenido la suerte de que lo hacía (hace) bien. Recuerdo cuando había reuniones familiares o con amigos de mis padres, que siempre se acaba cantando. Yo creo, que esto hoy se hace poco.

Últimamente me ronda a la cabeza la canción de "Libertad sin ira" de Jarcha, recuerdo oírsela cantar a mis hermanos y de cantarla yo también. Y me ha venido a la cabeza porque me siento últimamente como sin libertad. A ver si me explico bien, y sobre todo con libertad.
Es un sentimiento, por lo tanto legítimo.
Nadie me tiene atada, lógicamente, puedo entrar y salir, tengo libertad de movimientos, en realidad tengo libertad de todo, dentro de un límite, bueno eso es de perogrullo.
Pero no me siento libre, digamos sobre todo a la hora de expresarme e incluso de actuar.
Siempre he presumido de decir claramente lo que pienso y actuar en cada ocasión como me da la gana, literalmente. Pero últimamente siento que cuando opino o cuando hablo soy juzgada por si estoy en un lado o estoy en el otro. Y al final parece que hay que decantarse. Y yo no por estar en mi punto intermedio sino porque veo en cada parte sus razones. Entonces porqué tengo que ser tachada de esto o de lo otro. Pero es que me parece que se cuelgan muchas etiquetas. Es que me parece que hay muchos prejuicios. Y en el fondo me da igual, y por supuesto no me quita libertad, pero me hace no sentirme libre porque me da rabia que se me presuponga de algo antes y/o después de opinar,argumentar,debatir...Y sobre todo, y lo peor es si el hecho de hablar o de actuar va a hacer que alguien te juzgue y te la guarde y eso te pueda afectar en tu vida.
Y entonces llego a la conclusión de que quiero libertad, pero libertad sin ira.

5 comentarios:

manzacosas dijo...

Hola. Pues creo que ya eres libre, simplemente por poder expresarte así. Libertad sin ira me recuerda otro tiempo, vivido de forma intensa, y creo que algo hicimos por un mundo mejor. Un saludo

Francisco O. Campillo dijo...

Compartimos el gusto por esta excelente canción. Es una parte de la banda sonora de mi niñez, cuando todo estaba por estrenar.
Hace unos meses, le dediqué otro post en CAMINANDO, así que, en cierta manera, hemos coincidido.
Un abrazote

jg riobò dijo...

Las ilusiones de un tiempo que se perdió.
Ahora todo es consumismo y mercadillo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

creo que es una rachilla mala pero volverás a ser tú misma
como te dice Manzacosas, en el fondo ya eres libre sólo por expresarte así aquí
y a mí también me encantaba la canción

BIPOLAR dijo...

Lo curioso de todo lo que planteas, es que no puedes tener amigos y opiniones de distintas esferas porque el que no está conmigo está contra mí, y esta situación pasa factura.