martes, 12 de febrero de 2008

¿LA VIDA ES BELLA?

Este fin de semana hemos visto en casa “La vida es bella”.
Creo que la elección ha sido un poco consciente, yo necesitaba verla. Y además mi hija se ha leído “El niño con el pijama de rayas”, yo también por cierto, pero del libro ahora no voy a opinar. El tema del holocausto, al menos mis hijos, lo tienen un poco borroso, han oído hablar pero les suena a chino. Y entendí que con motivo del libro era una buena ocasión para ver la película y además es una visión no demasiado dura, para mis hijos, en este caso.

Esta película, cuando la vi la primera vez no sabía lógicamente el final, recuerdo que sentía un cabreo durante la misma porque si por una parte admiraba la fuerza que tenía el padre, me cabreaba el porqué engañaba de esa forma a su hijo. Claro que cuando llega el final te das cuenta que a cambio de todo el “engaño” le salva la vida. Y desde luego, la capacidad de amar del padre es enorme. Su fuerza para endulzar a su hijo lo duro de la experiencia. Y tantas cosas que en la película se plasman.

Esta película me vino a la cabeza el otro día porque cuando yo comento algún problema con los amigos, compañeros…me dicen: “lo importante es que estés bien contigo misma, es tu paz interior”. Estas frases yo creo que estamos todos hartos de oírnoslas unos a otros. Es como una moda que hemos alcanzado hoy en día en que hemos rescatado al "yo", al "ego" y a la autoestima como base de nuestra vida. Y todo esto está muy bien, yo no lo niego, pero uno puede estar encantado consigo mismo, pero esque en ese "yo" es inevitable que entren los demás, porque no vivimos en una isla desierta. Entonces lo de "yo soy yo y mis circunstancias" es que es totalmente cierto. Porque digo yo, yo me puedo querer un montón, pero si tengo al lado a un hijoputa (con perdón) que todos los días me dice lo asquerosa, mala persona, etc…que soy, por mucha fuerza interior que yo tenga…y si en el trabajo a uno le va de pena. Y si los hijos te salen de pena…Sí, es verdad, que conozco a gente que teniendo unas circunstancias externas muy poco favorecedoras para la estabilidad interior (por eso me acordé yo de la película, en este caso) resulta que van con un halo de felicidad, o bueno sin llegar a tanto se las ve en paz. Y otras personas, son eternamente amargadas y parece que al menos externamente tienen circunstancias para ser felices.

Con lo cual, no sé si todo depende del autoengaño, del autoconformismo, de la autoaceptación, o simplemente de los genes, vamos, de lo que toda la vida hemos dicho carácter. Yo, siempre oía en casa decir, “ése, es que tiene muy buen carácter”.

En definitiva, la vida es bella o depende de nosotros. En realidad, no lo sé. A veces también me pregunto si yo a mis hijos les "engaño" para salvarles la vida.

7 comentarios:

jg riobò dijo...

Influye el caracter de la persona y tu puedes influir en ese caracter. Hay que querer.

Bipolar dijo...

Buena frase la del final para meditar.

La vida me parece un circo, no comprendo ni la función ni los gags y cada vez me siento más fuera que dentro.

Raúl Urbina dijo...

La vida es bella es una película que adoro y odio a partes iguales. Creo que tiene mucho de facilona, pero también mucho de produnda. Y tiene algo de engaño, y algo de verdad. Por eso, en algunas ocasiones, les mientes a tus hijos. Por eso, en ocasiones, le miento yo al mío. Para decirles la verdad. Para que se salven.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

La vida es bella es una gran película. Llena de trucos, pero una gran película porque habla directamente, sin tapujos, a las emociones.
Y tienes razón en tu entrada de hoy. ¡Cómo odio esas frases que parecen sacadas de libros de autoayuda, psicología barata tan de moda hoy!

ANA dijo...

El ser humano es muy contradictorio creo. Cuando tienes todo, te entra depresión no?
o cuando peor lo pasas, sacas esas fuerzas de no sé dónde y tiras para adelante como una valiente con coraje y fuerza.
Un abrazo,
anita.

Mujer con piernas dijo...

Yo siempre digo que la vida TIENE cosas bellas.
¡Qué curioso¡, hace poco que he visto yo también esa película en la tv. Hasta hace poco no era capaz de verla por el tema tan crudo que trata y estando un niño de por medio... , menos.
me gustó pero algo así solo lo puede hacer, quiero decir la historia de la que trata, un ser excepcional como ese padre, que es todo fantasia. En la vida real sería un desastre.
Me ha gustado visitarte, estaba curioseando por ahí y me ha llamado la atención tu post.
Saludos.

PILAR dijo...

Javier, tienes razón. La voluntariedad es muy importante en todo, es cuestión de querer, pero a veces uno está débil y la fuerza interior flaquea.
Bipolar, corazón, estás dentro, estamos dentro y si estás fuera será para reirte.
Raúl, a veces pienso cuántas veces nos han mentido nuestros padres, porque si nosotros lo hacemos con nuestros hijos...
Pedro, los libros de autoayuda les daba una patada...No sé, a veces creo que Jorge Bucay tiene la culpa