domingo, 13 de enero de 2008

Y ME SIGUE PERDIENDO LA BOCA

Estoy cabreada, sí, hoy estoy cabreada.
Y cuando estoy así, es que me siento como cuando era una adolescente.
Y eso no sé si es bueno o es malo.
Eso no sé si será falta de madurez.
No sé si es no saber estar.
No sé si es no ser lo suficientemente diplomática.
Me encanta la gente que sabe estar callada.
La gente que no se mete en líos.
Yo, es que últimamente parece que me los encuentro todos.
Como diría una amiga mía, "tú, siempre haciendo amigos".
Y mira que me doy cuenta que no sirve de nada.
Que se saca más lamiendo que mordiendo.
Y bueno, tampoco es que yo vaya por el mundo buscando problemas, que va, todo lo contrario.
Es que me los encuentro. No son grandes broncas, pero son de esas pequeñas que te revuelven por dentro, y que te dan un mal rollo...
Pues bien, he empezado el dos mil ocho este de los coj...No sé, no sé, parece que no con muy buen pié. Entonces, me pregunto vamos a ver o soy yo, o son los demás.
Yo, parece (parece, insisto) estoy tranquila, a mi bola (como se dice vulgarmente), pero amigo, como digo lo que pienso y como decir lo que uno piensa jode mucho..., pues anda: problema al canto.
Y, cuando no es con alguien de la familia, que ese es otro tema, no es por nada, con tanto rollo del día del orgullo de la familia, jajajaja...si yo hablo por ahí con la gente, y me dicen que menos mal que ha pasado la jodida navidad, que uno no aguanta a la suegra, el otro no aguanta al cuñado, que se han juntado no sé cuantos, que si es un derroche, lo de siempre...que no dudo que la familia es un buen invento que economiza algún que otro gasto (y si no que se lo digan a cualquier persona que se separa, me parece que me estoy yendo por las ramas...) pero joder, que es también donde hay unas envidias..., y unos celos..., y unos odios,...., y unas neuras...que sí, que sí, que la familia... "mu bonita institución", sí, sí, sí
Quería decir que cuando no es con alguien de la familia, que claro los malos rollos son peores porque te conocen muy bien y cuando te quieren joder que bien se les da, es que lo hacen de puta madre.
Otras veces es con algún amigo, que me exige más de lo que le puedo dar, o simplemente que proyecta sus carencias afectivas conmigo, y surge un mal rollo..., porque claro esto de la amistad, es otro rollo parecido y diferente a su vez que la familia, también sí es "mu bonito" pero cuando uno que ya no es amigo, pero que lo ha sido, que has dado todo o casi todo, no me voy a poner de hermanita de la caridad, y te viene dando la puñalada trapera....
Y, del trabajo, mejor no voy a hablar, que yo hasta ahora apenas he tenido problemas, que yo no los he buscado, pero que me los he encontrado alguna vez, y claro por la boca sí, por estarme callada, no. Y eso que, encima a veces pienso, anda que si yo hablara o le dijera a este tipo a esta tipa todo lo que pienso de él o de ella...
Y claro todo esto así dicho suena a soberbia por mi parte, no dudo que la tenga, pero es que la mayoría de la gente me resulta aburrida, mediocre, hipócrita, superficial...Y probablemente yo también le resultaré así a otra tanta gente.
También sé que uno no puede ir desnudando su verdad por el mundo porque lo único que acaba es buscándose problemas. Y dicen que las verdades ofenden. Y no sé si esto será otro de los inconvenientes de hacerse mayor, tienes que poner cara de flan (como digo yo) o cara de pera (como también digo yo) en determinadas circunstancias que lo que te dan ganas es de otras cosas...
Y, claro como muchas veces no me callo,
porque a mi no me hacen comulgar con ruedas de molino,
que vienen pidiéndote y parece que te están dando,
y te dan la vuelta a la tortilla que da gusto...

Y, por eso estoy cabreada porque por mi maldita costumbre de decir lo que pienso, o de ir a mi aire, pues nada, que me lo encuentro, y es que en lo que llevamos de año, ya voy servidita, la he tenido con alguien de la institución llamada familia (no creo que acabe en ----icidio, tranquilos) y con alguien del grupo social llamado amigos, que bueno no está entre los que realmente considero amigos, pero que está entre las relaciones sociales esas que se tienen que de vez en cuando se cuela alguien que con veinte años te aguantabas, pero ya con el doble y poco más, no, que no,...
Y bueno en el ámbito laboral, la cosa está tranquila, claro que prácticamente en lo que va de año he trabajado pocos días...
Y perdón por los tacos, pero es que me sigue perdiendo la boca...

4 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Serenidad y paciencia, Pilar. Y al que le pique, que se rasque...

jg riobò dijo...

Cabrearse no resuelve gran cosa, excepto ponerte de los nervios.
La vida hay que tomarla con más calma y con calma, decir NO.
No te calles nunca, pues eres así y ya deberían saberlo.
Relájate, aléjate del tema y disfruta del pasar por la vida.
Estate con los que te quieren y soporta, sólo eso, a los que no.

Bipolar dijo...

Me he perdido
No sé si será por ser del grupo de los superficiales

ANA dijo...

Si, siempre he envidiado a esos que saben callarse, o mejor,
a esos que con una sonrisa y voz de novicia saben decir lo que tienen que decir y encima parece que no han dicho nada,
pero queda claro, sabes?
son esos que necesitan tanta protección, pobres, tan sólos que dan penita, tan poquita cosa...
los hay, lo juro, están por todas partes,
y siempre hay algún tonto dispuesto a sacarles las castañas del fuego, tienen suerte encima.
Ç'est la vie!
abracitos de consuelo Pilar,
ana.