martes, 26 de agosto de 2008

VOLVER

Siento que el verano se va yendo poco a poco.
Esa nostalgia y melancolía que me trae la pronunciación del mes de septiembre.
Y el nudo en la garganta se ha hecho más fuerte.
El verano es como un paréntesis.
Las corbatas se abandonan.
Los zapatos y las botas ahí se quedan, y en su lugar aparecen las alpargatas y las sandalias.
El calor relaja. Y el frío encoje. Física pura.
Y encima en este Burgos de cada día, el verano a pesar de su intensa luz y de su fuerte azul
va llegando a su fin.
Los días acortan.
Las mañanas son frías de cojones.
Y no te digo las noches.
Y poco a poco y no por anticiparme (que soy muy dada a ello, a pesar de que intento orientalizarme y eso de "vivir al día" que ahora está muy de moda. Y no mirar atrás, y tal y tal) veo ese túnel que es el invierno de esta nuestra ciudad. Que por todos es conocido que en Burgos, y no es por la mala fama que llevamos, hay dos estaciones: la de invierno y la de trenes.
Volver.
Volver a los horarios.
Volver al cole.
Volver a trabajar.
Volver a pasar frío.
Volver a encorsetarse.
Volver a ponerse medias, zapatos y pantalones.
Vover a taparse hasta los cojones.
Volver, no sé si con la frente marchita o con qué pero hay que volver.
Y como diría el poeta qué corto el amor y qué largo el olvido.
Pues eso, qué corto el verano y qué largo el invierno... Sobre todo en este Burgos.

6 comentarios:

Exiliado dijo...

Je je je...
Al menos tienes suerte de notar los cambios entre una estacion y otra. Decia hoy la BBC que desde hace ya unos años en el reino Unido no tenemos ni verano, ni invierno ni primavera (las gloriosas primaveras de antaño) sino un otoño que dura todo el año. Es curioso porque una frase similar utilize hace ya algunos años en la Radio de Londres al referirme a este pais como "la isla del eterno otoño"
Y a mi que el Otoño me causa depresion, pues eso.... ya sabemos el por que.
Un saludo, y aunque con retraso, feliz cumple.
Besos

Isabel Huete dijo...

Aunque para ti sea un horror, yo estoy contenta de tenerte de nuevo aquí, con esos post tuyos tan especiales. Estaba deseando leerte.
Un besazo gordo gordo.
¡¡¡ANIMOOOO!!

Merche Pallarés dijo...

¡Bienvenida de vuelta al mundo bloguero, querida Pilar! Pues sí te compadezco por el largo invierno que os acecha a los que morais en Burgos... Siempre te puedes dar una escapadita a Ibiza... Besotes, M.

BIPOLAR dijo...

Ay Pilar, que si te tapas hasta los cojones voy a pensar que no eres la rubia que conozco, sino el rubio. Que vas a pasar mucho frío y que vas a ser la sensación en Burgos.

Oye de rubio me pones... jajajajaja

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Volvemos. Tomémoslo con calma y muchos mimos. El invierno, así, es mejor.

jg riobò dijo...

El otoño es mi estación.
Hay que adaptarse a todo.
Lo conseguiremos.