jueves, 10 de abril de 2008

POR FAVOR, DÉME UN JESUÍTA

En casa, los domingos siempre había de postre algo dulce.
He de decir que mis padres fabricaron cuatro hijos golosos.
Es más, para mí, un domingo sin un postre dulce es una tristeza infinita.
Cuando éramos pequeños mi madre nos metía la chupeta en azúcar, lo cual hoy en día creo que es una barbarie, dicho por los pediatras.
La fruta nos la daba con azúcar, todavía recuerdo la naranja hecha rodajas y con azúcar por encima.
Las natillas de mi madre, los flanes, las fresas con leche (la nata ya era un lujo...). Recuerdo hasta los melocotones en almíbar, esto ya era algo festivo. Ah, y el arroz con leche.

Pues bien, cuando además había alguna celebración tipo cumpleaños, entonces comprábamos pasteles, y había uno, que hoy por casualidades de la vida me ha venido a la cabeza, era el jesuíta. Los nombres de los pasteles, al menos aquí en Burgos, son muy curiosos.

Recuerdo que a mi padre le encantaba el jesuíta (este pastel es de hojaldre, tiene varias capas de hojaldre y entre capa y capa hay crema), y un día le pregunté porqué se llamaba así.
Os cuento la respuesta:
"¿Sabes hija?
Hay tres verdades que ni Dios sabe:
1.- El dinero que tiene el Opus.
2.- El número de órdenes religiosas femeninas que hay en el mundo.
3.- Y lo que piensa un jesuíta.

Hoy, he recordado ese momento y me he sentido feliz, ¡qué cosas!

10 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

No soy muy de dulces, pero los que has mencionado me han hecho la boca agua. Muy buena, la explicación de tu padre, tiene toda la razón del mundo. Besotes, M.

jg riobò dijo...

Una cosa lleva a la otra, el recuerdo y las sensaciones. Los sentidos nos guían.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

¡El arroz con leche! ¡Las natillas! ¡Las rodajas de naranja con azúcar! ¡Tostadas de pan con aceite y azúcar! ¡Rosquillas de anís! ¡Galletas María -cuando no se rompían- untadas de margarina y azúcar! ¡...!
Voy a rebuscar en los armarios, no sé si volveré...

ANA dijo...

Bueno ya es algo dulce poder empezar el viernes por la mañanita así, pensando en postre,
gracias por endulzarme el día antes de empezar con el aperitivo del curro.
Un beso,
ana.

Pilar dijo...

MERCHE, a mí me han hecho adicta al dulce, ya se lo digo a mi madre, ella es la responsable.
JAVIER,cada vez más me guían los cinco sentidos, pero el del gusto esque le tengo cda vez más desarrollado.
PEDRO, pues no es por nada pero hago un arroz con leche de chuparse los dedos. Por cierto, espero que no te empachases.
ANA, me alegro de haberte endulzado las primeras horas del día.
YA ES VIERNES.-
fIN DE SEMANA.-

Isabel Huete dijo...

En casa no se com�a mucho dulce, pero recuerdo que el d�a de mi cumple mi madre me hac�a todos los a�os mi plato combinado favorito: alcachofas rebozadas en harina y fritas, patatas fritas en rodajas y empanadillas. Ahora me regalo yo misma este plato de vez en cuando, y sigue siendo para m� una fiesta.
Pilar, me gustar�a linkearte en mi blog, �te importa? Es que me encanta.
Besazos

Brgs.es dijo...

Yo de jesuitas entiendo mucho...pero de los otros ;)

PILAR dijo...

ISABEL, el menú de tu cumpleaños, dietético de coj...menos mal que había alcachofas porque lo demás es buenísimo pero de engordar...
"Linkeame", yo encantada, hija mía.
Un beso Isabel.
BRG.ES,
pues yo a pesar de haber conocido a unos cuantos he de decir que son como el pastel, tienen muchas capas y es difícil conocerlos.
Un abrazo. Y animo desde aquí a ver el video de las esculturas de valdés en brg.es

BIPOLAR dijo...

Pues a mí ni los unos ni los otros. Me empalagan los dos (con honrosas excepciones)

PILAR dijo...

BIPOLAR, pues estás en un error.
Porque los unos, serán lo que quiera cada uno, pero precisamente no son empalogosos, te lo digo porque he conocido a unos cuantos. Y el pastel, un día te daré a probar uno para que compruebes que tampoco es nada dulzón.