lunes, 28 de abril de 2008

EL CLIMA DE BURGOS

Según su humor, Burgos nos protege y cobija o nos empuja y nos saca a patadas a la calle.
Óscar Esquivias. La ciudad de plata.

Esta frase ya la escribí el otro día, pero me da vueltas a la cabeza porque me siento tan identificada...
Hace unos años conocí a una malagueña (salerosa, por cierto) que vino a Burgos por motivos de trabajo, estuvo aquí unos tres años.
Me decía cómo la sorprendía ver la ciudad y sus calles cuando hacía bueno.
Yo le decía, que en Burgos el día que hace bueno hay que salir, hay que aprovechar. Se nos crea una especie de estado ansioso, no puedes desaprovecharlo, no puedes desperdiciarlo quedándote en casa. Tienes que salir.
Y este fin de semana ha sido increíble. El centro estaba repleto de gente.
Como sigo con Camille, hemos estado por el centro pateando la ciudad. Fuimos por "mi" río paseando hasta Fuentes Blancas.
Y como suelo decir, parece que se habían roto las tuberías de gente y todos salíamos de casa como si ésta se nos fuera a caer encima.

Por contra, hay días de crudo invierno, aquellos en que a las cinco y media ya es casi de noche, que a las nueve ya no sé ve a un alma por la calle, que parece una ciudad muerta. Esos días son muchos, y los que vivimos en Burgos desde hace años lo sabemos.
Ah, y uno no se puede fiar de esa luz y ese cielo azul brillante, porque como salga el norte, ¡muérete! Desde casa parece una maravilla, pero sales a la calle y esque ese viento te corta hasta la respiración.
Muchos hemos estado en los toros con calcetines y botas, y hasta con plumífero.
Hay noches, incluso de verano, que como se levante el norte...hace un frío que pela.
Esque Burgos es así, como decía una frase: "Burgos no te dejará frío", y un amigo añadía "Te dejará helado".

5 comentarios:

manzacosas dijo...

Has vuelto. Pues sí, hace mucho frío en Burgos, pero eso no es lo preocupante, lo peor es el frío de las almas burgalesas... ésas sí que me dejan helado a veces. Un saludo. Manzacosas

BIPOLAR dijo...

Con plumífero y manta.

Me ha gustado eso de las tuberías y la gente que salía por los agujeros como ratas. Estaba todo a reventar.

Lo del posesivo ya me ha parecido peor. Mi río. Bueno, creí que era de todos. ¿Qué haces en vacaciones con él, dónde lo dejas?

jg riobò dijo...

El alma castellana es helada como el invierno.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Una amiga mía, también malagueña, decía que Despeñaperros p'arriba, to' es extranjero. Así que Burgos viene a pillar, para los malagueños, más o menos, por el Polo Norte.

Merche Pallarés dijo...

Pues leyendo vuestros blogs no creo que los burgaleses tengais las almas heladas, ¿quizá seais la excepción...? Bienvenida de vuelta, querida Pilar. Besotes, M.