viernes, 7 de marzo de 2008

tkm

Por circunstancias de la vida, más que nada por circunstancias de mi rol de madre, tengo la suerte o la desgracia, todo depende cómo se mire, de toparme cada día con una adolescente en casa.
No voy a contar lo que esto supone porque no quiero aburriros ni abusar de vuestra buena fe.

Está bien que use el blog de sofá, pero vamos que no quiero convertirme en la típica amiga petarda que está todo el día hablando de ella y sus rollos personales y familiares.

A lo que voy, no es nada nuevo para nadie que los adolescentes están, hoy en día, inmersos en el ordenador (en algo nos parecemos a ellos?) y en el móvil.

Son sus medios de comunicación preferentes. Yo hasta ahora, soy un poco sargento, pongo bastantes límites porque sino esto sería el desmadre (jajaja, nunca mejor dicho, qué malo).

Tengo la suerte de poder confiscar el móvil a mi hija de lunes a viernes, y sí, lo digo así porque sé que hay madres que ya han tirado la toalla con este tema. Mi hija tiene casi 14 años, y si la confisco el móvil no es tanto por el tema económico sino porque un día descubrí que andaba mandándose mensajes y haciéndose perdidas (por cierto que la primera vez que mi padre le oyó decir a mi hija, "mamá, me haces una perdida", se quedó atónito y me dijo, "pero Dios mío, mi pobre nieta con 12 años y ya está echada a perder", es cierto, esque no lo entendía) a altas horas de la madrugada. Con lo cual deduje que no era ella sola, otros-as adolescentes andan haciendo lo mismo, y yo verdaderamente no estaba dispuesta a que mi hija no durmiera lo suficiente, porque entre otras cosas luego yo tengo que recoger los platos rotos de este cansancio y no estoy dispuesta.
He notado, que a raíz del lenguaje que se ha creado en el móvil, en el messenger, en el foto-log...casi todas sus despedidas son muy cariñosas, vamos que se quieren muchísimo, aunque luego se critiquen por detrás, a esa edad y entre chicas siento decirlo se suele dar y mucho.

Se besan mucho en sus despedidas, y se dicen continuamente lo que se quieren. Y a mí todo esto me hace pensar. Yo vengo de una época y de un lugar, CASTILLA, donde más bien somos reacios a besarnos y a decirnos lo que nos queremos, a tocarnos, a abrazarnos... Pero no sé, ni tanto ni tan calvo. Cómo me acuerdo de mi madre (poco dada a besos, la verdad) que siempre ha dicho: "Obras son amores y no buenas razones", y a veces pienso que qué razón tiene. Algun día tengo que hacer entrada sobre los refranes y lo mucho que han influido y siguen influyendo en mi vida.

Y por un lado todo esto está bien. Ya lo dicen los psicólogos que debemos tocarnos más, decirnos lo mucho que nos queremos. Pero empiezo a dudar de este amor y de este cariño tan gratuito y tan empalagoso, incluso.

Y, bueno por imitar un poco a mi hija y a sus colegas voy a despedirme como lo hacen ellas,
tkm,tkm,tkm.....

13 comentarios:

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

Si como dicen los sicólogos... hay que demostrar el cariño, brazarse. A vecesse los hago a mis hijas y me dicen: ¡Ya mamá, ya!

Pero está bueno, te diré que me gustó mucho tu blog.

Nos veremos... un abrazo grande...

bsss.

Francisco O. Campillo dijo...

Debemos esforzarnos para enviar el cariño que sentimos. Que no quede nada pendiente a la espera de llegar a su destino.

P.S. Mi hija María -12 años- ya comienza con las perdidas ;-)

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

En efecto, yo lo descubrí con mi sobrino: están hasta las tantas de la madrugada mandándose mensajitos y haciendo llamadas perdidas. ¿Tan hambrientos están de comunicarse que necesitan saber que el otro está ahí? Hace pensar.
Y, por cierto, tienes razón: debemos tocarnos más.
tkm

manzacosas dijo...

Jo. Pues ya verás cuando crezcan. Que no te pase nada... Un saludo

No soy Job dijo...

No tengo una hija, tengo un hijo de 14, y él no es tanto de movil como de chat. Yo siempre procuro poner un ojo en lo que chatea (sin abusar, que luego dicen que si no tienen privacidad y tal). Mi hijo no les dice tkm a sus amigos. Les dice "lol", y yo me pierdo la mitad de la conversación.
En fin, mientras no pase de eso pensaremos que es cosa de la edad y ya se les pasará, que nosotros tambien teniamos lo nuestro a sus años.

Merche Pallarés dijo...

Qué graciosa eres, me encanta tu blog!! La experiencia que tengo actualmente es con mis "nietrastos" que son adolescentes y, la verdad, que no les entiendo pero, bueno, es otra generación y cada generación hemos tenido lo nuestro. Es una etapa de la vida que hay que superarla y la superaremos. No hay que tirar la toalla. Eso de "tkm" supongo que quiere decir "te quiero mucho", ¿no? Si me lo confirmas, me daré cuenta que no estoy tan desfasada... Besotes, M.

jg riobò dijo...

Cuanto peligro tiene el móvil.
Lo dice un padre que sufrió la situación del García Quintana .

ANA dijo...

Todo con medida es bueno, decía mi abuelo.
Cuando las palabras se manosean demasiado pierden el auténtico valor. Se valoran más en tanto en cuanto cuestan decirlas,
Uno sabe quien las dice de verdad y cuando las dice de corazón, eso se nota.
Un abrazo y yo tambien TKM
ana.

PILAR dijo...

MONICA, gracias por tu visita, te la devuelvo en breve. Un beso "pa" ti.
FRANCISCO, estoy de acuerdo, no hay que ponerle frenos al cariño y a sus manifestaciones, pero tampoco ser pegajosos.
PEDRO, no sé si están hambrientos de comunicarse o de qué, estoy por descubrirlo, ya te lo diré.
Y bueno, "osito", ala un abrazote.
MANZACOSAS, gracias por tus ánimos, así da gusto...
JAVIER,
NO SOY JOB, pues lo de "lol" no tengo ni idea de lo que es, lo descubriré. Y sí, el messenger también se le da muy bien a mi hija, yo también me asomo...y es increible sus "nick" o como se ponga.Gracias por tu visita.
MERCHE, guapa, gracias por tus palabras. Y sí, efectivamente tkm significa eso. De desfasada nada.
JAVIER, lo de García Quintana es lo del colegio de Valladolid? Ya me lo aclararás.
ANA, tienes razón lo de tu abuelo, qué listos son.
UN ABRAZO A TODOS DE CORAZÓN.

BIPOLAR dijo...

Lo curioso del tema, es que cuando ellos se encuentran ni siquiera se miran de frente. Y eso que se adoran.

A mí lo de que me toquen, depende quién ¿eh? Un poquito de por favor, que tengo un perímetro de láser a mi alrededor con sirena incorporada.

jg riobò dijo...

Es el colegio de Valladolid.

Merche Pallarés dijo...

Pilar, creo que tambien sé lo que quiere decir "lol", en inglés por lo menos es "lots of love" (pero, puede que esté equivocada...). Besotes y abrazos y achuchones a todos, M.

BIPOLAR dijo...

Ja¡ para que luego digan que las antenas no tienen incidencia. Vaya cangelo Javier